SABER DE CIENCIAS

4LifeTransform Man

4LifeTransform Woman

BIOLOGIA. APARATO DIGESTIVO

El aparato digestivo es el conjunto de órganos encargados del proceso de la digestión, es decir la transformación de los alimentos para que puedan ser absorbidos y utilizados por las células del organismo. El proceso digestivo incluye las funciones de transporte de alimentos, secreción de jugos digestivos y absorción de nutrientes.

 

El aparato digestivo está constituido por el tubo digestivo y las glándulas anexas.
El tubo digestivo está formado por: boca, faringe, esófago, estómago, intestino delgado, intestino grueso y ano.
Las glándulas anexas a este sistema, que intervienen en el proceso digestivo son:  las glándulas salivales, el hígado y el páncreas.
Durante el proceso digestivo, los alimentos son transformados en sustancias más simples, para hacerlos solubles y para que puedan ser absorbidos a nivel intestinal. Todo este proceso se lleva a cabo gracias a la sucesión de fenómenos físicos y químicos, que se producen a lo largo de todo el tubo digestivo.

 

 

aparato digestivo

Boca
El proceso digestivo comienza en la boca, con la masticación y salivación. Como resultado de estos dos fenómenos, se produce el desmenuzamiento de los alimentos por la acción mecánica de las piezas dentarias y la impregnación con la saliva. 
La saliva es segregada por tres pares de glándulas: las parótidas, las submaxilares y las sublinguales. La saliva favorece la formación del bolo alimenticio embebiendo los alimentos triturados y disolviendo las sustancias solubles, además la saliva contiene la enzima alfa amilasa, que actúa hidrolizando el almidón originando moléculas más pequeñas de maltosa. La lengua es un órgano musculoso que ayuda a la masticación acomodando los alimentos entre los dientes y favoreciendo su impregnación con la saliva. Empuja el bolo alimenticio hacia la faringe para comenzar la deglución. Además en la lengua asientan las terminaciones sensoriales del gusto.
Cuando se inicia la deglución, y los alimentos penetran a la faringe, el fenómeno se hace totalmente reflejo. Para que las vías respiratorias permanezcan cerradas durante la deglución, el cartílago epiglotis se cierra obstruyendo la glotis e impidiendo que el alimento avance por la tráquea. La parte inferior de la faringe se relaja y el bolo pasa al esófago, en donde se produce relajación y contracción muscular, lo que permite que el mismo llegue al estómago.

Estómago
Es un órgano hueco ubicado en la parte superior del abdomen, se comunica por arriba con el esófago por un orificio llamado cardias,  y por debajo con el duodeno a través del piloro, orificio que posee un músculo circular ó esfínter que regula el paso de los alimentos al duodeno. Tiene forma de una J, con dos tuberosidades, mayor y menor.
Histológicamente, el estómago está formado por 4 capas (de afuera hacia adentro):
1-Túnica serosa: constituida por tejido conjuntivo laxo recubierto por mesotelio (epitelio peritoneal)
2-Túnica muscular: constituida por fibras musculares lisas longitudinales, oblicuas y circulares
3-Túnica submucosa: compuesta por tejido conjuntivo laxo, muy vascularizada
4-Túnica mucosa: tapiza la cavidad del órgano, constituída por epitelio cilíndrico, y posee una capa inferior de fibras musculares lisas llamada lámina muscular mucosa.
La mucosa está constituida por gran cantidad de glándulas. Entre éstas, las glándulas fúndicas ó principales, son las más importantes y se extienden por casi todo el cuerpo del estómago. Estas glándulas están constituidas por dos tipos de células, las células principales ó zimógenas, que segregan el pepsinógeno y mucus, y las células parietales ú oxínticas, productoras del ácido clorhídrico.
Cuando el bolo alimenticio llega al estómago, es sometido a la acción química del jugo gástrico y a la acción mecánica de los movimientos peristálticos del estómago. Estas ondas peristálticas, que ocurren por contracciones de la musculatura del estómago permiten que el bolo alimenticio se mezcle con el jugo gástrico y que progrese hacia el intestino.
El jugo gástrico está constituído por:

  • Acido clorhídrico: proporciona el medio ácido para que puedan actuar las enzimas y prepara las proteínas para la acción enzimática.
  • Pepsinógeno: es la forma inactiva de la enzima pepsina, que se activa por el medio ácido del estómago. La pepsina es una proteasa que hidroliza las proteínas complejas transformándolas en otras más simples.
  • Renina: es una proteasa que actúa provocando la precipitación de la caseína, que es la proteína de la leche.
  • Lipasa gástrica: que interviene en la digestión de los lípidos.

La regulación de la secreción gástrica depende de factores químicos, hormonales, y nerviosos. La excitación de las terminales gustativas en la lengua provoca la secreción gástrica por reflejo nervioso. Además de estar regulada por el sistema nervioso autónomo, la secreción gástrica es estimulada por una hormona, la gastrina. La secreción de gastrina es producida por el siguiente mecanismo: cuando las proteínas ó su producto de digestión alcanzan la tuberosidad menor del estómago estimulan a la mucosa gástrica, que produce la gastrina; ésta es absorbida por el estómago y pasa a la circulación y es transportada hacia todos los órganos. Las moléculas de gastrina que llegan de nuevo al estómago estimulan a las glándulas fúndicas para producir el jugo gástrico.
En el estómago se produce la absorción de agua, alcohol y de algunas sales minerales
Como resultado de la transformación del bolo alimenticio, se obtiene el quimo. Este pasa a intervalos al duodeno a través del píloro.

estomago



Intestino delgado
Está formado por tres porciones: duodeno, yeyuno e íleon. El duodeno es la porción fija, en forma de U, el yeyuno y el íleon, son móviles, y desemboca, el último, en el ciego. Tal como ocurre en el estómago, en el intestino el quimo es sometido a la acción mecánica de los movimientos de las paredes intestinales y a la acción química del jugo intestinal, el jugo pancreático y la bilis.
En el intestino delgado ocurren dos tipos de movimientos:
1- movimientos peristálticos: son ondas de contracción muscular que recorren longitudinalmente el intestino, desde el duodeno hacia el ciego.
2- movimientos de segmentación rítmica: se producen a lo largo del intestino por contracciones de las fibras musculares circulares que lo dividen en segmentos.
Estos movimientos facilitan la mezcla íntima del contenido intestinal con el jugo intestinal, la bilis y el jugo pancreático favoreciendo su acción química y enzimática, facilitando el contacto con las vellosidades, mejorando la absorción y contribuye a la circulación de la sangre y la linfa que circula por las paredes del órgano.
La acción digestiva en el duodeno se lleva a cabo por la acción química y enzimática del jugo intestinal, el jugo pancreático y la bilis.
El jugo intestinal es la suma de los productos segregados por las glándulas de la mucosa del intestino delgado. Está compuesto por:

  • algunas enzimas proteolíticas, que hidrolizan las proteínas
  • lipasa intestinal, que actúa hidrolizando las grasas
  • y fundamentalmente disacaridasas, enzimas que hidrolizan los disacáridos, tales como la invertasa ó sacarasa, que hidroliza el azúcar común en glucosa y fructosa, la maltasa, que hidroliza la maltosa en glucosa, y la lactasa, que hidroliza el azúcar de la leche, la lactosa, en glucosa y galactosa.

Una vez producida la hidrólisis de proteínas, hidratos de carbono y lípidos, se produce la incorporación al medio interno de los nutrientes resultantes de la digestión. El pasaje de estas sustancias (aminoácidos, monosacáridos, glicerina y ácidos grasos) se hace a través de la mucosa intestinal y su transporte queda a cargo de la sangre y de la linfa. La existencia de las vellosidades intestinales, que son repliegues de la mucosa intestinal, aumenta extraordinariamente la superficie de absorción del intestino delgado. Estas abundan en el yeyuno e íleon, no hay en el duodeno y escasean al llegar a la válvula ileocecal.
La absorción de los glúcidos (glucosa, fructosa, galactosa) se realiza por transporte activo. Pasan directamente a los capilares de la vellosidad y son conducidos por la vena porta al hígado. Las proteínas también son absorbidas activamente en las células como aminoácidos, lo mismo ocurre con el glicerol y los ácidos grasos provenientes de las grasas, que se vuelcan un 70 % a la circulación sanguínea, y un 30% al vaso quilífero central de la vellosidad y pasan luego a la circulación linfática.

intestino delgado

 

Páncreas
El jugo pancreático es segregado por el páncreas. El páncreas es una glándula de secreción endógena y exógena. Está ubicado en el hemiabdomen superior y en él se distinguen una cabeza, cuerpo y cola, mide de 12 a 20 cm. de largo. El páncreas está atravesado por un sistema canalicular donde se descargan las secreciones exócrinas. Este sistema está formado por dos conductos: el conducto principal ó de Wirsung, y el conducto accesorio ó de Santorini. El principal comienza en la cola del órgano, lo atraviesa totalmente y termina en la segunda porción del duodeno, en la ampolla de Vater, junto con el colédoco. Histológicamente, el páncreas está constituído por dos tipos de células:
1-las del páncreas exócrino, que está formado por acinos y canalículos.
2-las del páncreas endócrino, que constituyen los islotes de Langherans.
Los acinos están constituidos por una sola hilera de células piramidales, cuyo extremo apical bordea la luz del acino y el borde basal se apoya sobre una membrana basal y tejido conectivo reticular. Cada acino está en comunicación con un canalículo y los dos forman la unidad funcional del páncreas exócrino. El acino segrega las enzimas y el canalículo el agua y los electrolitos.
Las células de los islotes de Langherans son poligonales y se reúnen insularmente, rodeadas de tejido acinar. Los islotes están muy vascularizados, predominan en la cola del órgano y están formados por 4 tipos de células: células A ó alfa que segregan glucagón, células B ó beta que segregan insulina, células D ó delta que segregan somatostatina, y las células C que segregan gastrina y polipéptidos vasoactivos.
El jugo pancreático está compuesto por agua y bicarbonato de sodio, éste sirve para neutralizar la acidez del quimo proveniente del estómago, para que puedan actuar las enzimas en el intestino. Las enzimas que contiene el jugo pancreático son:

  • tripsina: es una proteasa, actúa hidrolizando las proteínas hasta aminoácidos. Se secreta en forma inactiva como tripsinógeno y se activa en la luz intestinal por acción de otra enzima llamada enteroquinasa.
  • quimiotripsina: también es una proteasa que se secreta en forma inactiva.
  • amilasa pancreática: hidroliza el almidón y lo transforma en maltosa y unidades de glucosa.
  • lipasa pancreática: hidroliza los triglicéridos en glicerina y acidos grasos. Para su acción se requiere de la bilis, que emulsifica las grasas.

La secreción pancreática está sujeta a control neuronal y hormonal. El hormonal está a cargo de la gastrina, la secretina, la colecistoquinina y pancreozimina.
Estos controles se llevan a cabo en 3 fases:
1- fase cefálica: la visión, el olor y la masticación de los alimentos, estimula la secreción de gastrina, que estimula la secreción ácida del estómago.
2-fase gástrica: la gastrina estimula también al páncreas provocando una secreción rica en enzimas y más pobre en agua y HCO3.
3- fase intestinal: cuando el contenido intestinal llega al duodeno, con un ph menor a 4,5 se produce la liberación de secretina por el duodeno, ésta actúa sobre el páncreas, y estimula la secreción de abundante agua y bicarbonato. Este llega a la luz duodenal para neutralizar el acido clorhídrico, aumentando el ph a 9, apto para la actuación de las enzimas. Cuando los triglicéridos, y peptonas procedentes del estómago llegan al duodeno se produce la liberación de colecistoquinina al torrente sanguíneo. Esta estimula la secreción pancreática, rica en enzimas y provoca la contracción de la vesícula biliar, lo que permite que lleguen al duodeno las sales biliares, que al emulsionar las grasas, favorecen la acción de la lipasa y fosfolipasa.

pancreas



Hígado
El hígado es la víscera más voluminosa del cuerpo y una de las más importantes en cuanto a la actividad metabólica del organismo. Está localizado en la región del hipocondrio derecho. La superficie del hígado está cubierta por una cápsula fibrosa llamada cápsula de Glisson. La función del hígado es fundamentalmente metabólica, pero contribuye a la digestión mediante la bilis.
La bilis, se produce continuamente en el hígado y se vierte en parte en el intestino y en parte en la vesícula biliar, donde se almacena y concentra. Cuando la digestión intestinal lo requiere se vuelca el contenido vesicular en el duodeno por contracción de la misma.
Las células hepáticas están organizadas en lobulillos hepáticos. Además de elaborar la bilis y secretarla, interviene en la mayoría de los procesos metabólicos, interviene en el metabolismo de proteínas, hidratos de carbono y lípidos. Cumple una función depuradora, al fagocitar numerosas sustancias del torrente circulatorio ó al captarlas y transformarlas en productos eliminables por la vía biliar. También interviene en procesos de desintoxicación.
La bilis está compuesta por agua, sales biliares, pigmentos biliares: bilirrubina y biliverdina, ácidos grasos, colesterol, y sales inorgánicas.
Las sales biliares tienen la función de emulsionar las grasas, circunstancia que facilita la acción de la lipasa pancreática sobre los lípidos. Los pigmentos biliares son productos de deshecho del metabolismo de la hemoglobina, se eliminan en las heces y por la orina en menor cantidad.

higado



Intestino grueso
Comprende el ciego, el colon, el recto y el ano. En la parte superior del ciego desemboca el yeyuno-íleon por medio de un orificio que contiene una válvula llamada válvula ileocecal, que permite el pasaje del contenido del intestino delgado al grueso e impide su retorno. En este mismo lugar se halla un apéndice llamado apéndice vermicular o cecal. La función de este apéndice es desconocida y su inflamación origina una enfermedad llamada apendicitis.
El colon sube por la derecha, colon ascendente, pasa luego a la izquierda, colon transverso y vuelve a encorvare hacia abajo, colon descendente, para terminar en el recto. Por el recto son eliminadas las heces, que constituyen los materiales no absorbidos. El orificio de salida, ano, está provisto de un esfínter.
En el intestino grueso no hay glándulas como en el delgado, y de trecho en trecho ofrece estrangulaciones que forman cavidades, las cuales tienen por objeto el retrasar la expulsión de la materia fecal permitiendo así que los líquidos puedan ser absorbidos.
Su mucosa presenta repliegues transversales que le dan aspecto característico. Las glándulas que tapizan la mucosa segregan mucus.
Las funciones del intestino grueso son:
1-absorción del agua contenida en la materia fecal que son semilíquidas en la primera porción del intestino grueso
2-la formación definitiva de las heces
3-secreción de un jugo mucoso que lubrica las heces y facilita su recorrido y eliminación.
Finalmente, se produce en forma refleja la defecación, es decir la eliminación de las heces.

intestino grueso