SABER DE CIENCIAS

4LifeTransform Man

4LifeTransform Woman

VIROLOGIA. TOMA TRANSPORTE Y CONSERVACION DE MUESTRAS CLINICAS

Los virus son sensibles al medio externo, por ello es necesario conocer cuál es la forma más adecuada de preservación de una muestra clínica que va a ser sometida a diagnóstico virológico.

 

En rasgos generales, siempre es necesario conservar la muestra en un medio líquido isotónico, con el agregado de una proteína en solución (albúmina, suero o gelatina), con un pH cercano al neutro y a una temperatura entre los 4 y 8ºC. un ciclo de congelación y descongelación no implica una pérdida notoria de la infectividad viral y/o la destrucción del tejido con pérdida de morfología celular. Pero es preferible mantener las muestras en un medio de transporte hasta 5 días a 4ºC en vez de congelar.
De lo anteriormente mencionado se desprenden las dos condiciones básicas mínimas a tener en cuenta: impedir la desecación de la muestra y mantenerla refrigerada. Observando estos dos principio y auqne no dispongamos de un medio de transporte específico para estudios virológicos, utilizando tan sólo solución fisiológica estéril y la heladera común del laboratorio, habremos conseguido ganar unas horas hasta disponer del medio de transporte o de la indicación del laboratorio especializado en relación con el estudio a realizar y sobre todo no inutilizar la muestra.
Las muestras líquidas como sangre, orina, LCR, líquido pericárdico, líquidos de punción, lavado broncoalveolar, y materia fecal, serán colocadas en tubos o frascos estériles y mantenidas en heladera, no necesitando medio de transporte ninguna de ellas. Por razones de bioseguridad es imprescindible el uso de tapas a rosca o tapones herméticos..
En relación con la técnica a emplear hay un espectro de consideraciones a tener en cuenta. Si la técnica de detección elegida es el aislamiento viral, es necesario observar todos los criterios de conservación de la muestra para mantener la partícula viral completa e infectante. Por lo tanto se debe utilizar un medio de transporte y refrigerar a 4ºC.
Si elegimos una técnica de detección directa de antígenos virales por inmunofluorescencia será necesario conservar la estructura celular impidiendo la proliferación bacteriana y la desecación de la muestra y evitando la congelación.
Para la utilización de técnicas de ELISA la conservación de la estructura celular no es importante. La muestra debe mantenerse sólo refrigerada.
Cuando se realizan técnicas de detección de ADN o ARN por PCR se requieren de ciertos cuidados. La sangre entera puede inhibir la reaccion, por eso se prefiere usar suero o leucocitos separados previamente. Se aconseja el uso de citrato como anticoagulante al obtener la sangre para la separación de los leucocitos. La orina no se considera una buena muestra. El LCR claro puede analizarse tal cual por PCR.
Los sueros para determinación de anticuerpos, deben ser conservados en heladera preferentemente en condiciones de esterilidad. Si se van a guardar más de una semana conviene congelarlos a -20ºC.