SABER DE CIENCIAS

4LifeTransform Man

4LifeTransform Woman

KIT PARA PRUEBAS GENETICAS EN FARMACIAS

genes

A partir de ahora, los compradores de pasta de dientes, desodorante y laxantes en más de 6.000 farmacias pertenecientes a la cadena Walgreen en todo EEUU encontraran algo nuevo: una prueba para escanear sus genes que les permitirá conocer su predisposición a desarrollar enfermedad de Alzheimer, cáncer de mama, diabetes, desarrollar obesidad, psoriasis, o ceguera. Para quienes piensan formar una familia, este test podría alertar del riesgo de tener un bebé con fibrosis quística, enfermedad de Tay-Sachs y otros trastornos genéticos.

 

La prueba de venta libre, es la primera incursión de la medicina genómica personalizada en la farmacia de la esquina. Este test que intenta el desciframiento del código genético pondrá en marcha una nueva era en la ciencia biomédica.

 

 

Pero lo que  se teme y preocupa es que se abrirá una caja de Pandora de confusión, que podría llevar a violaciones a la privacidad, discriminación genética y otras cuestiones éticas. Estas pruebas de venta masiva prometen la detección del riesgo de hasta 37 trastornos con un componente genético. Sin embargo, numerosos expertos han alertado de la posible confusión que pueden generar. Tener una predisposición genética para un trastorno no determina al 100% el futuro desarrollo de esa enfermedad. De la misma manera, no poseer unos determinados genes no nos garantiza estar libres de problemas en los años venideros, por lo que conocer nuestro ADN sin la adecuada interpretación de esta información puede provocar falsas expectativas.

La Food and Drug Administration  (FDA) ya ha anunciado que investigará el caso, ya que la compañía no ha solicitado ningún permiso para poner estos test a la venta.

Pathway Genomics, que es la compañía que ha desarroollado el test, entiende que su producto no necesita la autorización de las autoridades sanitarias ya que los análisis se realizarán en el laboratorio de la compañía, según recoge la prensa americana.

El test, denominado "Insight Saliva Collection" permite recoger una muestra de saliva y contiene un envase diseñado para que la muestra llegue en perfectas condiciones para su análisis en el laboratorio. El kit cuesta entre 20 y 30 dólares y se venderá en cerca de 7.500 farmacias Walgreen en todo el país, a excepción de las que se encuentran en el estado de Nueva York, debido a las leyes locales. El análisis posterior tiene un precio que oscila entre los 79 y los 249 dólares, dependiendo de la información que se solicite. Por el menor precio, se puede conocer la reactividad a ciertas sustancias, como la cafeína, las estatinas o los anticoagulantes. El test también ofrece a las parejas que quieren tener un hijos saber si son portadores de una o varias mutaciones genéticas que predispongan a su futura descendencia a padecer enfermedades hereditarias como la talasemia.
Por el mismo precio, podrán saber también si ellos mismos tienen más posibilidades de padecer enfermedades como el cáncer de pulmón, la leucemia o la esclerosis.

El director del Centro para la Ley y la Biociencia de la Universidad de Stanford (EEUU), Hank Greely, dijo en declaraciones a 'The Washington Post', “es imprudente” además agregó "La información es poderosa, pero una mala interpretación de la información también puede ser poderosamente perjudicial"

La prueba de cáncer de mama, por ejemplo, aporta datos sólo de algunas mutaciones asociadas con esta patología, por lo que no excluye la posibilidad de desarrollar la enfermedad relacionada con otras mutaciones genéticas o por razones no genéticas. Esto llevaría a muchas mujeres que obtengan resultados negativos a las mutaciones que detecta el test a sentirse tranquilas y renunciar a los controles periódicos a través de mamografías. Por otro lado, un resultado que sugiere un mayor riesgo podría llevar a algunos a intentar innecesarias  pruebas de seguimiento y tratamientos.

La prueba de la planificación del embarazo podría provocar que las parejas decidan no tener hijos cuando el riesgo de tener un bebé con  trastornos puede ser pequeño.

Por otro lado, funcionarios de la empresa Pathway Genomics sostienen que la prueba podría ayudar a que más personas tengan acceso a información genética potencialmente valiosa. Aseguran también que os resultados, aunque no son definitorios, podrían animar a la gente a adoptar estilos de vida más saludables en caso de conocer su mayor riesgo de ataque cardíaco o determinadas formas de cáncer. Las autoridades dijeron además que la empresa mantiene estrictos procedimientos para proteger la confidencialidad y que ofrece consejo genético por teléfono, tanto antes como después de recibir los resultados de la prueba para asegurar que los clientes puedan interpretar de manera adecuada dichos resultados.

De ahora en mas queda planteada una discución ética respecto a la comercialización y uso de estos test.