SABER DE CIENCIAS

4LifeTransform Man

4LifeTransform Woman

AUTORIZAN EL USO DE CELULAS MADRE EMBRIONARIAS

células madreLa FDA autorizó finalmente a la empresa biotecnológica Geron, con sede en California, a probar la eficacia terapéutica de células madre embrionarias en pacientes con lesiones en la médula espinal.

En enero del 2009, la FDA había autorizado el mencionado ensayo clínico, pero meses después revocó el permiso  al observar que algunos de los animales tratados en los ensayos previos sufrían quistes benignos en la zona de la inyección y al riesgo potencial de originar tumores.

El ensayo consistirá en administrar a  pacientes

 

con lesiones medulares una terapia a base de células madre obtenidas de embriones humanos, cuya capacidad para regenerar tejido podría revertir los daños a nivel del sistema nervioso. Las células madre presentan una gran versatilidad para diferenciarse en distintos linajes celulares, en este caso células nerviosas que, se supone, deberían solucionar la lesión en la médula.

Aunque las células madre tienen una elevada capacidad para regenerarse y dar lugar a todos los linajes celulares del organismo; su gran capacidad para proliferar y dividirse representa simultáneamente un elevado riesgo de formación de tumores.

Las células madre de origen embrionario son las más versátiles de todas, pero debido a los planteos éticos que genera su uso, se ha retrasado su aplicación aún más que en el caso de las células madre adultas,  que pueden obtenerse de tejidos ya diferenciados del organismo humano, sin necesidad de recurrir a embriones humanos.

 

 

El ensayo de la biotecnológica Geron es el único ensayo con células madre embrionarias autorizado en todo el mundo, aunque abunden en Internet ofertas fraudulentas con tratamientos a base de células madre de dudoso origen y eficacia.

Concretamente el ensayo consistirá en la inyección de células madre en pacientes con lesiones medulares completas al nivel de las vértebras T3 a T10 entre siete y 14 días después de que se produzca el daño. El objetivo fundamental es, además de confirmar que  la terapia no es peligrosa,  observar alguna mejoría en el control neuromuscular o en las sensaciones de las extremidades inferiores. Del ensayo  sólo participarán siete centros estadounidenses que cumplen con rigurosas condiciones de seguridad, que no se han dado a conocer.