SABER DE CIENCIAS

4LifeTransform Man

4LifeTransform Woman

NANOTECNOLOGÍA Y ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES

nanotecnología

La nanomedicina es ya una realidad que produce día a día avances en la prevención diagnóstico y tratamiento de las enfermedades.

En las Actas de la Academia Nacional de las Ciencias de EEUU, se ha publicado el desarrollo de unas nuevas partículas llamadas “nanoburrs”, creados por investigadores del Instituto de tecnología de Massachusetts y La Escuela de Medicina de Harvard.

 

Los "nanoburrs" podrán ser empleados para la terapia dirigida contra la arterioesclerosis, enfermedad ocasionada por el engrosamiento de la pared de los vasos sanguíneos, lo que ocasiona bloqueo de la circulación y conduce a infarto.

El tratamiento actual en estos casos consiste en colocar un stent, que es un pequeño globo que se inserta en el vaso sanguíneo para mantenerlo abierto, pero a menudo, el tejido alrededor del stent puede crecer y vuelve a ocluir la luz del vaso sanguíneo.

Los "nanoburrs" consisten en una partícula recubierta por una proteína que se adhiere a la membrana basal del endotelio (pared del vaso) lesionado y una vez allí se produce la liberación de un fármaco que actúa sobre el tejido dañado.

Los expertos afirman, sin embargo, que aunque la tecnología es "prometedora" todavía hacen falta más investigaciones antes de que pueda ser utilizada en pacientes.

"Ésta es una interesante prueba de concepto", afirma el profesor Peter Weissberg, director médico de la Fundación Británica del Corazón.

"Durante mucho tiempo de han estado buscando formas de dirigir un fármaco particular a una parte específica del organismo".

"Esta tecnología no podrá reemplazar la necesidad de usar un globo y un stent para abrir una arteria, pero es posible que un día se pueda utilizar para hacer llegar un medicamento que cure la ateroesclerosis", expresa el experto